domingo, 6 de abril de 2008

"Emos": ¿algo diferente?















Hace unos meses observé por la calle a un chico, cabello medio largo negro lacio, le tapaba media cara, polo negro con mangas de color blanco, pero rayadas con negro. Jeans apretados, zapatillas Converse y pulseras multicolor. Obviamente que llama la atención ver a una persona vestida así, pero era el colmo porque a pocos minutos de ver a aquel “bicho raro” observé una “mancha” de seis tipos, chicos y chicas, con la misma facha. Era la primera vez que observaba el estilo y me llamó la atención, pero, simplemente, como siempre no le preste atención porque poco o nada me interesa la moda. Siempre me he vestido con lo primero que sacaba del closet. En mi época de ICPNA en el Cusco siempre iba con una de las dos poleras negras que tenía y mis jeans azules.

Sin embargo, hace poco menos de un mes, me entere de la reciente moda “Emo”. Descrita como “subcultura” o “tribu urbana”, es un grupo de gente, por lo general jóvenes, que tienen una forma de vestir particular y gustos musicales muy estrechamente conectados a la música “hardcore emotional” o “emocore”. Los “emo” exteriormente son muy sensibles y como lo dice su nombre ponen sus emociones al exterior y demuestran con sus actitudes, su estado emocional. La típica vestimenta “emo” es muy chocante y diferente, colores vivos combinados con colores oscuros, los preferidos son el negro, el blanco y el rosa. Una de sus costumbres más extravagantes es hacerse cortes en los brazos y unir su sangre como un ritual.

Los “emo” forman parte del grupo de “tribus urbanas” que existen en diversos países del mundo, en sociedades multiculturales o simples, otros ejemplos de estos subgrupos son: los “dark”, los “punk” o los “góticos”, cada uno con un conjunto de ideas y modas distintas. Los “dark” y los “góticos” se visten de negro totalmente; los “punk” tienen peinados extravagantes y de colores vivaces. Además, estas tribus parecen estar relacionadas a diferentes géneros musicales. Las personas que forman parte de estas tribus o grupos lo hacen, según diversas teorías, porque necesitan protección de tanto problema en la sociedad, o porque se sienten seguros con personas que piensan igual a ellos, o, la más fuerte de todas las teorías, porque quieren ser distintos y buscan atención.

Como muchas personas, todos formamos una opinión acerca de estos grupos. En mi caso, tengo una opinión muy especial acerca de este tema. Los “emo” al buscar protección de la sociedad y sus problemas, dejan a otros la responsabilidad del mundo podrido que poseemos en la actualidad y, en el futuro, si logramos arreglarlo ellos podrán gozarlo sin pena ni gloria, situación que me parece injusta. Si el caso es que los “emos” buscan sentirse bien con gente de su tipo generan pensamientos antisociales y marginales hacia otras personas y se perjudican a largo plazo. Por último, si la teoría de la búsqueda de la originalidad fuera la correcta, los “emos” tendrían que darse cuenta de cuanta gente es “emo” en la actualidad y deben percatarse, también, de que muchas personas normales, sin ideas ni cultura “emo” se visten como ellos.

Últimamente, los “emos” han sido tema central de programas de controversia y programas de noticias, los reportajes han mostrado a chicos y chicas con ropajes rosados, blancos y negros. Polos verdes, amarillos o violetas. Jeans azules u negro oscuro; y las típicas zapatillas Converse. Muchos son “emos” pero muchos otros no lo son. Creo, en mi opinión, que lo mejor es no pertenecer a estos diferentes grupos. Además, estos grupos tienen sus bases en ideas extranjeras, nosotros, pertenecientes a un país multicultural como lo es el Perú, no debemos ingresar costumbres foráneas a nuestro país. Primero emprendamos un viaje de conocimiento a las diferentes culturas nacionales, luego, observemos las de otros. Sin embargo, mi opinión, si me encuentro un “emo” cerca en la calle, si llega a hablarme, será la de preguntarle: “Oye, ¿Crees que eres diferente? Mira a tu alrededor, de las 20 personas en la cuadra, al menos 1 más o 2 están vestidos como tu o aparentan serlo. Piensa en tu país y dime: ¿Cuánto conoces de tu país? O para hacerlo más fácil, ¿Cuánto conoces de tu ciudad?”

14 comentarios:

Renato Constantino dijo...

Me parece que tu exposición sobre los emos es precisa mas no tu juicio.
En tu primer argumento les criticas que no busquen arreglar el mundo... ¿y? Cuando alguien es adolescente no tiene porque tener un plan para arreglar el mundo. De hecho, nadie tiene por qué tenerlo. Es una opción personal.
Si buscan gente con la que comparten opiniones... pues es lo más común del mundo. Si estas relaciones les hacen daño... pues qué mal. Sin embargo, esto no es propiedad de ellos sino de cualquier grupo que decida lastimarse de cualquier manera.
Lo de llamar la atención funciona en tanto se rompe la convencionalidad. Si ver un emo aún nos provoca extrañeza significa que llaman la atención, más allá de si es original que lo hagan cinco o cien.
Por último, me parece de lo más injusto que se censure una moda o tradición por ser fóranea. Es de lo más chovinista. Un tradición no es más por su origen. Por ponerlo en ejemplos, tan válido es el adolescente peruano que se vuelve emo como los gringos que buscan iluminación en Cusco.

Javier dijo...

Renato. Primero, si lo que dices acerca del mundo, entonces no existirían personas que mejoren poco a poco nuestro mundo y nuestra sociedad. Además, es cierto que es una decisión personal. Sin embargo, esa debería ser una decisión que todos tomemos. No es bueno ser por siempre un adolescente "incoprendido" e indiferente. Segundo, esta bien que compartan gustos y opiniones pero no creando "subculturas" dentro de una sociedad que ya tiene suficientes problemas. No es que hagan problema en si, pero como tu dices se hacen daño y, al menos en mi opinión, no deseo que la gente se haga daño. Tercero, poco a poco cuantos más "emos" aparescan en el mundo más comunes se iran haciendo, por lo que o buscaran otras situaciones para ser especiales o crearan nuevos grupos o variantes; Por último, en mi opinión, las tradiciones o modas foráneas no deben introducirse a otros países porque pierden sentido fuera de su territorio, exceptuando las comunidades extranjeras en territorio ajeno para preservar sus costumbres. Y para mi, los gringos que buscan iluminación son simplemente huachafos o quieren conocer más de la cultura andina que es propia del territorio donde se encuentran temporalmente.

Magaly Varela dijo...

¡Hola Javier! Hace tiempo me pasaste el link de tu blog, y no fue hasta hoy que decidi darme una vuelta. Este post en especial me llamo la atención porque en realidad creo que ser emo es mas que nada una moda que ha proliferado ultimamente.

Los "emos" que ves en la calle, no viven realmente ese modo de vida que expones, o bueno no todos. Existen muchos huachafos que solo siguen una moda y no sería raro que el proximo año sigan una moda rasta o que sé yo que la vanguardia de la moda dictamine en unos años.

Por otro lado, la afirmación de que estos emos solo se quejan y no contribuyen a problemas sociales y que en adelante cuando otros lo hagan ellos solo aprovecharan la situacion, me parece bastante fuera de contexto y de proyección psicológica. Tienes que tomar en cuenta que estos "emos" son adolescentes y jóvenes que se identifican con uno de los tantos extremos que te puede llevar el mismo apasionamiento de esta etápa. Eventualmente madurarán o canalizarán sus ideas hacia otras actividades. Lo mismo paso con los veraderos hippies que si bien es cierto aún tienen ideas arraigadas de su juventud, fueron capaces de amoldarse a su tiempo y contribuir por necesidad.

Por último, con respecto a la adopción de culturas foráneas, considero injusto que trates de hacerlas ver como dañidas para la identidad peruana. Si bien es cierto sería ideal que conozcamos mas sobre nuestro país, es innevitable la prescencia de la cultura extranjera, es mas hasta la considero necesaria. No porque prefiera escuchar a Los Beatles antes que a Chabuca Granda (que por cierto, si valoro mucho) tengo menos identidad peruana. Es cuestión de gustos. Ademas ¿Comó sabes que ese "emo" no sabe del Perú y su cultura mas que tú?.

En todo caso Javier, me gusta el hecho que defiendas tu posición, aunque no la comparto del todo. Sigue escribiendo, pasaré a revisar tu blog más seguido. ¡Cuidate!

(tildes, puntos, comas, puntos y comas, y un largo etcétera de normas orotgráficas omitidas)

Javier dijo...

Magaly. Primero, gracias por comentar mi blog. Bienvenida sea la discusión. Segundo, tengo muy en cuenta acerca de los falsos "emos" como los que mostro el programa "enemigos intimos" cuando entrevisto a muchos de estos jóvenes, simplemente huachafos o gente que le gustan los colores y los usan sin saber su significado; sin embargo, mi crítica va a los verdaderos "emos", los que se cortan las partes y visten con significación. Tercero, no dudo que los emos cambiaran su forma de ser con el tiempo, pero la acción a la que me refiero se necesita lo más pronto posible, los problemas actuales no seran los mismos que los de los siguientes veinte años cuando estos "emos" maduren. Cuarto, y último, las culturas foráneas son aceptadas dentro del parametro de que no se incerten en la sociedad a manera de alienación o reemplazo de la cultura originaria. Esto me recuerda a las clases de "Etnicidad, Identidad y Nación" con Cecilia Rivera, en las cuales aprendí que las relaciones interculturales son provechosas y deben existir siempre y cuando no trasgredan algunos limites. Escuchar los Beatles está bien; sin embargo, usar aretes y peinados verdes o exóticos, en ves de vestir de una manera normal; según yo, no es una forma correcta de llevar la vida. Los "emo" por mucho que conoscan la cultura peruana no la viven.

André Ramos Chacón dijo...

Los emo. Frágiles, débiles, muy sentimentalistas, de tendencias suicidas, auto destructivos, depresivos, solitarios, insatisfechos, incomprendidos. Los emos, seres extraños de vestimentas oscuras, desde mi punto de vista, no son más que gente superficial. Vivieron un fracaso y cayeron, no supieron o no quisieron levantarse. Lloran casi siempre sobre la lecha ya derramada. Dicen querer morir, dicen que el mundo es una basura y que nunca serán entendidos (sin embargo no he oído de alguno que haya llegado a suicidarse). Finalmente, llaman la atención que alguna vez quisieron y que no consiguieron.

Los emos, con sus característicos cabellos lacios tapandoles el rostro y sus muñecas cortadas, son una moda o tendencia con carencia de un objetivo real. Es decir que no logran revolucionar la sociedad de alguna manera, sino simplemente se dejan "tragar por la bestia de la sociedad que los acecha". Esto es algo que le quita mucho valor a este movimiento. Aunque todos aunque queramos no podemos hacer mucho por la sociedad

Finalmente, todos de alguna manera contribuiremos a hacer un cambio en la sociedad si es que empezamos a cambiar nosotros (cosa complicada). Desde mi punto de vista la sociedad va de mal en peor, pero tengo la esperanza de que se levantará. Ya sucedió despues de la oscura edad media, y espero que vuelva a llegar. Mientras tanto nosotros, emos, metaleros, punks, etc, preparemonos y alistemonos cada día para hacer de este un mundo algo mejor de lo poco de vida que le queda.

Saludos Javier.

Renato Constantino dijo...

No comparto tu visión. ¿Es que uno TIENE que vivir la cultura peruana? ¿Cuál? Me parece casi maoísta querer imponerle a todo el país una cultura. Dentro de un sistema democrático no debe haber imposiciones.
Por último, ¿quién te ha dado la facultad de decidir cuáles son las formas de vida que se deben llevar? ¿Qué persona puede arrogarse las facultades de decidir que peinados son peruanos o aceptables?
Por último, en el campo sociológico al que parece quieres incursionar en tu análisis, aunque la cultura no sea aceptada totalmente, esta suele mutar y combinarse. Pasó con el arte colonial, con el rococó francés de algunas calles y, actualmente, pasa con el reggaeton. Los ejemplos sobran. Cuando una cultura se inserta en un nuevo ámbito obviamente ocurre una fusión que crea algo nuevo. Aún no ocurre con los emos pero puede llegar a pasar. Por lo demás, se huele cierto tufillo autoritario y discriminador en tu post.

Javier dijo...

Andre:

Compartimos las ideas que expones.

Renato:

Primero, es mi opinión, a quien le agrade, perfecto; a quien no, tiene todo el derecho y es más es bienvenido a comentar, no es discriminación, veo a un emo en la calle y me da igual, simplemente no estoy de acuerdo con la adopción de esta moda o, según yo alienación. Para mi o según mi opinión, siempre es más importante tu origen que lo secundario o lo lejano. ¿Autoritario? Si un chico o chica quiere ser "emo" que lo sea, al final que se haga daño es su problema. ¿Discriminador? Simplemente quiero dar mi opinión y un consejo. Y una pregunta: ¿Estamos en democracia?

Renato Constantino dijo...

Tricky question. Sí, vivimos en una democracia representativa. Sin embargo, hay ciudadanías de distinta clase. Existen los no-ciudadanos que son aquellos indocumentados. Luego se categoriza a la ciudadanía por su lengua, su conocimiento del castellano (y su forma de hablarlo) y su color de piel.
"Escuchar los Beatles está bien; sin embargo, usar aretes y peinados verdes o exóticos, en ves de vestir de una manera normal; según yo, no es una forma correcta de llevar la vida." Eso lo dijiste tú... si no es autoritario... pues demuestra un conservadurismo muy extremo

Javier dijo...

Bueno, Renato, ¿qué más puedo decir? Es mi opinión, no me parece el uso de elementos de cultura foránea que absorvan la apariencia de una persona. Si es autoritaria pues esa es mi opinión. Escuchar los Beatles o escuchar "Bo go ship da" de Escalera al cielo, canción en coreano, no implica abandonar del todo una cultura base que poseemos.

Por otro lado, tienes razón, la pregunta de la democracia era tramposa, pero saliste muy bien, pero al existir las diferencias que mencionas, la representación y presencia del gobierno no se encuentran en todas partes, como creo que ya lo sabes, existen ciudades que no son nisiquiera pensadas por nuestra "democracia representativa" y en algunas decisiones que se toman, su voz y su voto, en realidad, no cuentan.

José Castro dijo...

"Escuchar los Beatles está bien; sin embargo, usar aretes y peinados verdes o exóticos, en ves de vestir de una manera normal; según yo, no es una forma correcta de llevar la vida. Los "emo" por mucho que conoscan la cultura peruana no la viven."

Primero, a que le llamas normal? Normal es vestirse camisa y pantalón de vestir? A qué defines normal javier? a la forma en que te vistes tú? yo?, renato?, the who? Recuerdo mucho una vez que platicabamos con Nita y Lam sobre modas, y recuedo que Nita critico nuestra nada peculiar y muy huachafa forma de vestir. La verdad es que yo sigo la moda del "no gusto por ninguna moda". Al final de cuentas, tú al vestirte "normal" sigues la moda de lo normal. Somos parte de una moda distinta. Luego, sé que es tu opinión, pero así como te pones terco cuando critican a provincias y su cultura distinta a la limeña que tanto defiendes (que me parece bien porque eres consciente de donde eres), porque criticas a un grupo de defiende su fusión de cultura? No sé en que respuesta de los comentarios de este post dices: "veo un emo en la calle y me da igual". Entonces, según tu criterio estás haciendo lo mismo que ellos; pues, dices que ellos no hacen nada por cambiar la realidad, y tú tampoco, solo ocias pasar y mirar y criticar sin acercarte ni conversar. No digo que no lo hagas, pero no critiques a alguien por como toma la realidad y la vive solo porque sea distinta a la tuya. Y otra cosa, recaldando lo que dijo Renato, que realmente apoyo, a que le llamas cultura peruana? La verdad. querido Javi, es que la cultura peruana es una fusión de culturas autoctonas con extranjeras. Y para variar, te ataco a ti diciendo que tú tampoco la vives, pues, no compartes muchas cosas que otros consideran como parte de su identidad, o acaso no recuerdas las clases de etnicidad? Concierdo con Renato que tu jucio sobre los emos no es preciso.

Javier dijo...

José:

Primero, al decir normal no me refiero a una moda exacta, y debo decirte que de "modas" no sé casi nada y no me interesa aprender de ellas. Yo agarro lo que en mi comoda encuentro y me lo pongo, pero tampoco voy a ponerme un pantalon verde con zapatillas amarillas y un saco verde chillon con polo rojo. Luego, José, ¿cómo sabes que no vivo la cultura peruana? Creo que no tienes ni idea de cuanta cultura peruana me han instruido en mi casa y en mi familia. Por otro lado, como tu ya lo sabes, del curso de Etnicidad, Identidad y Nación, me acuerdo muy poco debido a mi disgusto de "cachimbo" por haberme impuesto un curso de antropología en mis electivos, por lo que, mal o bien, no le preste atención. Y, por último, vivir la cultura peruana no es llevar, como dijo Carlos Galdos en la PUCP, un chullo por moda; también es conocer acerca de las tradiciones y cultura de nuestro país. Ah, lo olvidaba José, mi percepción de lo que es normal: discutible, pero lo que hace la mayoría, y no creo que la mayoría sean "emos" o ¿me contradices en eso también?

Renato Constantino dijo...

Ay, Javicho. Malos tus argumentos de defensa.
Primero le dices a una chica que no conozco: "Esto me recuerda a las clases de "Etnicidad, Identidad y Nación" con Cecilia Rivera, en las cuales aprendí que las relaciones interculturales son provechosas y deben existir siempre y cuando no trasgredan algunos limites." Luego a Castro le dices:"Por otro lado, como tu ya lo sabes, del curso de Etnicidad, Identidad y Nación, me acuerdo muy poco debido a mi disgusto de "cachimbo" por haberme impuesto un curso de antropología en mis electivos, por lo que, mal o bien, no le preste atención."
Eso, así, sin pelos en la lengua, es bien pendejo. Es como que tratas de impresionar a alguien ajena al mundo de la PUCP (creo, no sé) con tu conocimiento pero cuando Castro (que llevó el mismo curso que tú) apela al mismo curso, tú dices que no te gustaba, que no te acuerdas y blablabla.
Segundo, vivir la cultura peruana como ya dije, es una opción propia y no debe nacer como imposición sino como elección.
Por último, pensé que apelarías a un mejor argumento a la hora de decir qué es lo normal. Como alguien que se siente de una minoría (como cusqueño) no deberías apelar a la mayoría en algunos casos. A menos que quieras que la gente diga que es normal pensar que la gente de provincias tiene menos conocimiento. Sé más coherente con tu defensa de las minorías. Si te defiendes como minoría, también deberías hacerlo con otras minorías.

Javier dijo...

Renato:
Siempre con las críticas, pero bien recibidas...

"Por otro lado, como tu ya lo sabes, del curso de Etnicidad, Identidad y Nación, me acuerdo MUY POCO debido a mi disgusto de "cachimbo" por haberme impuesto un curso de antropología en mis electivos, por lo que, mal o bien, no le preste atención." MUY POCO, pero tengo algunas ideas que se expresaron en lenguaje común y pude entender.

Luego, mi opinión es que la cultura peruana es primero antes de una cultura foránea y punto, los argumentos ya los dí.

Y, por último, lo admito he reflexionado acerca de decir que es lo "normal" y me retracto, es decir: no sé que es lo normal. Pero dentro de mi ámbito, lo "normal" mencionado en mi post, es lo que veo en general en mi medio.

miltoncesar9 dijo...

POR GENTE COMO ELLOS INCLUIDOS LOS PUNK ESTAMOS COMO ESTAMOS, TANTO DAÑO LE CAUSARON AL ROCK PERUANO, POR SUERTE TIENEN TANTOS DETRACTORES.
POBRE JUVENTUD SINO ES EL REGUETON QUE MIRA A LA MUJER COMO OBJETO SEXUAL POR OTRO LADOS ESTAN LOS POSEROS(PUNK Y EMOS) QUE SE SUMERGEN EN EL ALCOHOLISMO Y REPITEN HASTA EL CANSANCIO EL MISMO DISCURSO, DISCURSO QUE LES ENSEÑARON.

AQUI QUIENES ESTAN ENCONTRA DE LOS POSEROS

http://www.olx.com.pe/todos-contra-el-punk-en-peru-iid-4130542


Diseño del artista cusqueño Jorge Flores Najar, mi querido Tío.