lunes, 14 de abril de 2008

Soy Provinciano ¿y qué?














Por: Javier André Murillo Chávez - 20074397 - Estudios Generales Letras - Pontificia Universidad Católica del Perú
Publicado en el diario semanal "puntoedu", el 14 de Abril del 2008

-------------------------------------------------------------------

Hace pocos días, en mi clase de elementos de ciencia política con el profesor Rolando Ames, nuestro querido profesor nos pregunto acerca de qué opinamos acerca de la descentralización. Pasados unos momentos, un alumno con voz alta expreso lo siguiente: “Debemos educar a la gente de provincias”. En primer lugar, me quedé frío; luego, pensé seriamente lo que dijo, y me vinieron a la mente diversas imágenes de personas del interior del país y me cuestioné seriamente si estas personas necesitaban educación.

Primero, cabe resaltar, soy un alumno cusqueño de esta Universidad, lo que explica mi disgusto con el comentario de mi compañero. Segundo, no me extraña la mala idea que poseen los limeños, ojo no todos, de la gente de provincias. Lo comprobé luego de aquel extraño comentario tan cargado de una idea que se ha expandido a lo largo de la capital: la gente de provincias o provincianos son inferiores a nosotros los que vivimos en Lima. Una propuesta como la expuesta por mi compañero debe ser analizada con detenimiento; mi compañero dice “debemos” y “educar”, se refiere a la gente que vive en la capital que, según muchos, es mucho más educada y culta que la gente de provincias a la cual se debe instruir; luego, menciona a la gente de provincias, es decir, cusqueños, arequipeños, trujillanos, apurimeños, tacneños, loretanos, etc. Todos inferiores, según él.

No voy a negar que muchos de mis paisanos y muchos provincianos no cuenten con una educación adecuada, pero no es porque ellos lo quieran. No se les permite el acceso a la misma educación que muchos de nosotros hemos y estamos recibiendo solamente por la falta de material, infraestructura, personal y muchas otras necesidades cerca de comunidades alejadas de la capital. Pero les digo que miles de provincianos, contando con el acceso a información y materiales que nosotros poseemos, nos superarían en inteligencia y superioridad. Solo para poner un ejemplo, la Universidad San Antonio Abad del Cusco, universidad pública, tiene uno de los exámenes de admisión más difíciles de todo el Perú y cuenta con muchos postulantes y pocas vacantes. Muchos escolares de provincias alejadas del cusco como Paruro, Quispicanchis y muchas otras llegan a la ciudad del Cusco y se preparan, por primera vez, en academias para el ingreso a la universidad. Aquellos estudiantes nunca en su vida habían visto la cantidad del material que encuentra ahí, y, en los resultados de admisión, precisamente, son estos alumnos los que adquieren los primeros puestos a la carrera de medicina, la más disputada, con notas de 17, sobre 20, para arriba; mientras que alumnos de colegios particulares del mismo Cusco, no llegan ni a 11.

El centralismo en este país, como decía el profesor Rolando, está presente en todo aspecto. Es muy visible como el gobierno no puede llegar a todos los lugares del territorio nacional. Un ejemplo, el Cusco y el gobierno. Estas vacaciones fueron de conflicto en la ciudad imperial, tuvimos un paro de 48 horas y muchos actos de protesta. Sin embargo, para el gobierno y en especial el Presidente de la República, el Cusco es totalmente senderista y lo único que queriamos lograr son actos subversivos tratando de frustrar el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico – APEC; sin embargo, los cusqueños de lo único que se quejaban era de la ley de concesión propuesta por el incoherente congresista Carlos Bruce. Pero, pese a ser una la situación, a nuestro querido presidente se le ocurrió mandarse semejante blasfemia por televisión nacional. Esto demuestra que nuestro gobierno tiene dificultad de llegar a todo el territorio nacional, tanto que no puede enterarse de lo que está pasando en la actualidad.

Muchas personas que afirman saber mucho más que cualquier provinciano y alardean acerca de poder vencer a cualquiera de éstos en un debate, deberían primero poder hablar Quechua, Aymará, Ashaninka, u otro idioma nativo para comprender sus sabias palabras, que muchas veces pueden enseñarnos mucho. Cabe resaltar, en especial a mi compañero si esta leyendo esto, y a todos, que conozco y sé que hay provincianos que pueden demostrar que tienen un conocimiento superior a cualquier otro peruano y que como peruanos y provincianos les debemos dar el respeto que se merecen.

9 comentarios:

José Castro dijo...

"Pero les digo que miles de provincianos, contando con el acceso a información y materiales que nosotros poseemos, nos superarían en inteligencia y superioridad." Querido Javi, comparto la idea de que muchos limeños se sienten superiores por contar, como dices, con el acceso a materiales y posiblemente a la mejor calidad de educación del país, algo que realmente es una lamentable realidad . No obstante, tu crítica salió de este prejuicio que lanzó tu compañero de clases acerca de la descentralización. Tú criticas esos perjuicios que tenemos muchos limeños a veces en relación a la educación de provincia, es cierto, pero ese pequeño fragmento que te cito arriba también demuestra un perjuicio tuyo en relación a un "futuro". Lanzas tan deliberadamente el hecho de que si en provincia se contará con mejores materiales y programas de educación serían mejores a los limeños. Si lo que buscas es integrar a este país, sacarnos esas ideas de centralización y buscar un progreso te invitaría a que reconsideres mejor eso que te acabo de citar. Al parecer, genereas brechas en otras brechas.

Javier dijo...

José:
Bueno, no sé si es, en realidad, un prejuicio lo que dijo mi compañero. Derepente lo dice de acuerdo a su experiencia y lo que citas es exactamente preciso porque lo que mi compañero hizo erroneamente fue generalizar. Él menciona que debemos educar a todos los provincianos, entonces me pongo a pensar: muchos provincianos no cuentan con acceso a información y materiales, entonces cito el ejemplo de los postulantes a la UNSAAC que demuestra exactamente mi frase. No creo brechas nuevas, solo contraresto una que ya existe: el centralismo.

Renato Constantino dijo...

Tres cosas puntuales:
1. Aún te arde demasiado lo de la APEC. Más que centralismo, demuestra la nueva mentalidad "todos los que no me obedecen son perros del hortelano" de Alan García.
2. No creo que tu amigo se haya referido a los provincianos en general. Creo que quería referirse a la sociedad rural que no accede a educación de calidad. En las capitales de provincia, casi siempre se suele poder acceder a buena educación (o al menos no tan defectuosa). Mi crítica a tu post va hacia lo siguiente: ¿el centralismo provoca que los limeños consideremos inferiores a los provincianos o le impide a la gente de provincia acceder a eduación de calidad? Lo primero es desdeñable ya que en provincia existen buenos y malos colegios (obviamente, como en Lima, dependiendo de lo que se pague pues la educación pública aún deja mucho que desear). Si afirmas lo segundo, creo que estarías en lo justo. Sé que en Cusco, por ejemplo, no hay ni cines ni librerías (más allá de Zeta que suele vender revistas para turistas).
3. Fuck!, concuerdo con Castro. No es cuestión de abrir más brechas, Javier, se trata de solucionarlas.

Javier dijo...

Renato:
Puntualmente, contesto tus críticas:
1. APEC, es un tema del pasado, al fin y al cabo, el gobierno de García, con el cual discrepo acerca de ese tema (APEC y el Cusco), através de Jorge del Castillo, expresó sus disculpas y punto final. Cusco será sede de diez reuniones, según tengo entendido.
2. Mi compañero, según yo y los que estuvimos ahí, habló acerca de los "provincianos" en general y en voz alta, mismo grito de euforía, te doy testimonio de esto ya que no estuviste ahi y comprendo que no vieras el contexto. Por eso, el profesor Rolando Ames lo freno respecto a su intervención y creo que concuerdas conmigo al decir que dicha de esta manera, la frase, es ofensiva y escasa de criterio. Respecto a tu pregunta, según yo ambos. El centralismo provoca que los limeños, solo algunos, observen con inferioridad a las provincias, muestra de ello es el comentario que cité. Y también impide las mejoras no sólo en el sector educación, sino en casi todos en las provincias.
3. Como le repeti a José, esa cita solamente la puse para contrastar la brecha existente y además dije miles o x provincianos, no debemos generalizar.

Paolo dijo...

Bueno, es cierto que existen brechas en las oportunidades, como muy bien han anotado previamente, hay que aminorar las brechas. Sobre los prejuicios, decir que en provincia falta educación es un prejuicio, y decir que muchos limeños se sienten superiores es, lamentablemente otro prejuicio. Ahora, Apoyo tu idea (y la de Renato me parece) de que el centralismo quita la oportunidad de acceder a una educación de calidad y es cierto, prueba de ello somos nosotros, ¿por qué estariamos en Lima entonces?
Ahora, es cierto que cines no hay, pero hay cine clubes que no pasan necesariamente los estrenos de Hollywood, pero uno puede apreciar grandes peliculas de diversas nacionalidades (lo que no hay es una cultura de cine)Decir que Zeta es la única libreria, bueno... La UNSAAC tiene una libreria LIBUN donde se pueden encontrar buenos titulos, está tambien la del CBC, sbs (que bueno trae libros en ingles, creo) y algunas otras (pequeñas, pero existentes)... El centralismo no solo concentra la politica, los movimientos económicos, la pobación, sino tambien la cultura, la educación, etc...

daniel dijo...

no digas los limeños, es preferible que digas algunos limeños. Suficiente con eso.

Javier dijo...

Daniel:

"Primero, cabe resaltar, soy un alumno cusqueño de esta Universidad, lo que explica mi disgusto con el comentario de mi compañero. Segundo, no me extraña la mala idea que poseen los limeños, ojo no todos, de la gente de provincias."

Rogaría leer bien el artículo antes de comentar. También tengo familia en Lima y ellos no tienen esa opinión.

and26 dijo...

Javier, me parece q exageras el comentario de tu compañero, yo también podría decir "Debemos educar a la gente de provincias" porque soy limeña (y ya sé q no te refieres a todos) pero lo puedo decir en el sentido de querer ayudar a que la educación llegue a esos lugares de provincia, que como dices no cuenta con mayor acceso a instituciones educativas y por supuesto que pueden haber provincianos que "pueden demostrar que tienen un conocimiento superior a cualquier otro peruano", obvio!! no sería nada raro, sería normal. No entiendo qué tiene de malo querer decir que se debe educar a la gente de provincias, lo malo sería NO querer educarlos y dejarlos en ese "estado". Por último, debiste conversar este tema con tu compañero ese día o trata de mandarle el enlace de tu blog porque sería bueno que conversen en qué sentido iba esa opinión.
Andrea Arce

Javier Murillo dijo...

Andy:

Perdón por la demora en aprobar el comentario, la página no me lo permitía. Lamentablemente no lo conocía en ese tiempo, pero como el artículo fue publicado en el puntoedu, tuvimos una clase de confrontación vía diario. Bueno, y en el contexto que lo escuché fue algo así como "son inferiores, hay que educarlos para que estén a nuestro nivel".


Diseño del artista cusqueño Jorge Flores Najar, mi querido Tío.