viernes, 8 de febrero de 2008

Kevin Arnold y Yo
















Hace poco escuché la canción "With a little help from my friends" de Joe Cocker y recordé aquella serie de televisión que observé cuando era niño: "Los años maravillosos". Divertida e irónica, "The Wonderful Years" fue una de las series que guió y entretuvo mi niñez y juventud.

Kevin Arnold, Paul Pfeiffer y Winnie Cooper son tan parecidos a cualquier adolescente que viva en el mundo. Tienen problemas, tristezas, alegrías, locuras y muchas aventuras. La serie es narrada como el recuerdo de la infancia de Kevin dándole un tono irónico a los actos de su infancia y adolescencia.

Ahora, pasada la serie bastantes veces desde su inicio en los ochentas. La podemos encontrar en video VHS o en DVD. Y, exactamente, mi mamá compró toda la serie en DVD. Por eso, es estas vacaciones, recordé, cada tarde, las tardes de 1996 cuando me sentaba junto a mi familia en la casa de mis abuelos a observar episodios de la vida de Kevin Arnold y sus amigos.

Sin querer, viendo la serie, identificaba a los miembros de mi familia con los de la familia de Kevin. Creo que esta loca idea fue apoyada por la loca idea que mi mamá tenía acerca de que yo me parecía a Kevin. Creo que todas las madres creen que sus hijos son Kevin Arnold. En fin, a mi familia y yo nos gustaba mucho la serie y yo, al observarla después de mucho tiempo, no fui la excepción.

La loca infancia y adolescencia de Kevin se parece a cualquier infancia o adolescencia de cualquier chico. ¿Quien no ha hecho alguna travesura o le ha ocurrido algún problema o complicación con la enamorada? Es por eso que "Los años maravillosos" es una serie que nos muestra la vida, nuestra vida, reflejada en un espejo. Y después, así como Kevin, recordaremos con ironía, risa, pena e, incluso, lagrimas en los ojos todo lo que hemos hecho.

1 comentario:

Claudia dijo...

Kevin Arnold es lindo (bueno de niño) ahora no mucho ajja


Diseño del artista cusqueño Jorge Flores Najar, mi querido Tío.