viernes, 12 de diciembre de 2008

Dos años de Letras...













Dos años han pasado volando; se me hace imposible pensar que hace dos años comenzó mi carrera universitaria con mi primer ciclo de Estudios Generales y ahora este en mis vacaciones previas a iniciar estudios en la facultad de Derecho. Sin embargo, estos dos años, a pesar de haberse pasado volando, han estado llenos de contenido, emoción, tristeza, alegría, competencias, nuevas amistades, reuniones y estudio entre otras cosas, estudio principalmente.

Debo admitir que al comienzo de esta nueva etapa de mi vida me sentí inseguro y débil; sin embargo, haciendo caso de los consejos de mis padre, familiares y amigos, logré salir adelante y ahora me tienen aquí egresando de mis primeros dos años universitarios en Estudios Generales Letras en la PUCP. Es por esto que hago un recuento de mis cursos y mi experiencia social, la cual tal y como se dio me encanta y no cambiaría por nada.

Empezaré por mencionar los cursos que recomendaría llevar en EE.GG.LL. y el motivo por el cual los recomiendo:

Primero, Taller de Teatro con Joaquín Vargas, recomiendo este curso porque es muy dinámico y ameno; en el Joaquín me enseñó cuan complicada es la actuación y cuanto trabajo cuesta armar una sola escena. Además, me incentivo a observar de una manera distinta el teatro, así como animarme a ir a más presentaciones de Teatro.

Luego, Cine con Melvin Ledgard, este curso me enseñó a observar el cine de una manera analítica, desde el punto de vista del crítico de cine; además, amplió mucho mis conocimientos sobre las películas, así como la apreciación de otros tipos de cine clásico distintos al holliwoodense como el cine japonés o el cine peruano.

Después, Ética con Alejandro León. Este curso me enseñó que la filosofía puede ser puesta en práctica en cualquier momento; además las clases teóricas fueron muy interesantes y divertidas, así como las prácticas, con Manuel Seifert, un gran amigo, también fueron bastante distintas; es decir, fueron enfocadas a la aplicación práctica de la ética como en Política, Sociedad, Derecho, etc.

También, Estructura del Lenguaje con Jorge Pérez Silva. Este es el curso que más he recomendado. Jorge Pérez es un profesor con el cual uno no puede aburrirse, a pesar de ser un curso de lenguaje, el dinamismo del profesor lo hace bastante didáctico y ameno.

Luego, debo decir un combo de cursos que fue muy bueno, aunque al principio dude de uno de ellos. Etnicidad, Identidad y Nación con Cecilia Rivera; Elementos de Ciencia Política con Rolando Amés y Análisis Social de Procesos Actuales con Juan Luis Dammert. Las lecturas propuestas en los primeros dos cursos ambos de ciencias sociales y los temas propuestos, y que se presentaron, por el tercer curso, me permitieron comprender mejor en que consiste un análisis social o político de alguna situación de la realidad.

Por otro lado, Narrativa con Pedro Granados. Recomiendo en especial este curso porque el enfoque presentado es distinto. El profesor enfocó su curso a la lectura e interpretación de cuentos, lo cual me hizo abordar más este género e interesarme mucho más en él. Además, me impulsó a comenzar una experiencia única en la escritura de cuentos.

Por último, recomiendo también rápidamente Perú en los tiempos modernos con el profesor Holguín, quien lleva de manera ordenada el curso de historia y promueve la investigación; El Perú en la historia de América con la profesora Carlota Casalino, por ser un curso de revisión general a la historia de todo el continente con excelentes lecturas; y Fe Cristiana y Mundo Contemporáneo con la profesora Amparo Huamán, porque es un curso que amplía la visión de los alumnos con respecto a la religión y los temas actuales; gracias a este curso y a la educación de mis padres y mi colegio, aprendí que la religión y la Biblia son importantes y útiles en la vida de un creyente.

Pasando a otro tema, debo recordar obligatoriamente y con mucho cariño a mi querido Ayllu PUCP. Todos los jueves de 12 del mediodía a 3 de la tarde para la Pontificia Universidad Católica del Perú era “Jueves Cultural”; pero para nosotros era “Jueves Ayllu”. Gabo, Vale, Karen, Patty, Rochy, Panchito, Pasvy, Claudita, Silvio y yo; almorzamos al frente de la Universidad como una verdadera familia cuzqueña. Esta tradición que crearon, a la cual me adherí fue como estar en Cusco, tener una porción de Cusco en mi vida universitaria a miles de kilómetros de mi tierra, mi casa y mi familia. En este tiempo, he agarrado mucho cariño por todos ellos, simplemente quería que lo supieran. Y sé que es difícil, ahora, por el paso a facultades, pero espero que continuemos con esta linda tradición.

También recuerdo mi querido T-18, compañeros y amigos que compartieron aulas, lecturas, cachimbadas y clases conmigo todo el primer ciclo como Castro, Silvia, Uxúa, Carolina, Vicente, Nuria y todos los demás. También mi segundo T de corazón como lo fue el T-16 por tener muchos amigos ahí como Abel, Yasmina, Loreta, Gloria, Ciri, Julio, Adriana, Renato, Fatima y José Luis.
Así como a los distintos amigos que fui encontrando gracias al destino y la universidad como Ángelo, Ángel, Matt, Raúl, Sara, Aymin, Lucero, Katia, Roberto, Fercho, Violeta, Mijail, Claudia, Cinthia, Vicky, Dreu, Jorge, Emmanuel, Stefany Andrés, Eler, Cynthia, Rayza, Maggie, Pía, Verónica, Jorge Tudela, Daniela, Diego y Mariela entre otros.
No puedo negar tampoco mi gran acercamiento involuntario con el colegio San Andrés: Castro, Abel, Hectorín, Orlando, Alex, Josué, Matt, Lizardo, Yasmina, Grace. Tampoco puedo olvidar a mis viejos amigos de siempre Katilu y Joan, pareja de siempre; Paloma y Andrea.

Tampoco puedo olvidar a mi promo “Lucho Versiglia” en Lima Jaffet quien me prestó su departamento como refugio para la distancia, Jeaffet la papa, Adrianín, Carlos, Paolo el gato, Luchin el danzante, Kike, Ivan el cuasi, Julian, Bryan el Wallace, Dante el gordo (yo también, para que no digas que soy conchudo), Brian el Murru y todos los que están en Lima. Sé que puedo estar omitiendo a alguien, pero no es a propósito, ruego disculpen si olvido a alguien, pero cada quien sabe que se encuentra dentro de mi vida de una manera especial y con un cariño de amistad muy especial.

En verdad, nunca olvidare estos dos años de mi vida, que se dieron como lo quiso Dios y como guíe yo mismo. Debo agradecer de sobre manera a un gran amigo que pese a la distancia en los primeros ciclos siempre estuvo preocupado por mi y yo por él, a mi gran amigo Alejandro Oblitas quien se fue de tour a Austria, y desde que ha llegado al Cusco no ha parado de preguntarme: “Oe tío ¿cuando llegas?”. Eso me ha demostrado que es un gran amigo, como siempre lo ha sido. ¡Gracias y Salud Cuy!

No puedo olvidar tampoco a un gran amigo que vino sólo por un año desde la ciudad de Kyoto y que, creo, logró conocer el Cusco mejor que yo. Conocí en estos dos años a Kenichi Tanaka, un alumno de intercambio que debe de estar leyendo estas líneas desde Japón. El es un gran amigo con el cual pude compartir un poco más de la cultura japonesa que tanto me atrae, así como un par de conversaciones sobre anime. Gracias por los kimonos de adorno Kenichi, los tengo en mi nuevo departamento, es un gran recuerdo que tengo de nuestra amistad.
Debo escribir también agradeciendo a mi familia, gracias por su apoyo incondicional, su preocupación constante y su santa e increíble paciencia. Gracias por haberme permitido en estos dos años lograr sentirme como en casa gracias a los viajes constantes a Cusco, los engreimientos de parte de mis papás y mis abuelos. Y en general gracias por las visitas. Prometo seguir adelante con la universidad para que siempre puedan estar orgullosos de mí. Porque sé que para ustedes, como siempre dice mi querido y ejemplar papá “esos son los regalos que a mi me gustan recibir en silencio, no esos empaquetados, sino sólo los que tienen vida”.
Estoy feliz porque en este periodo de mi vida viví experiencias que nunca había pasado: fui a reuniones con mis amigos, jugué play station 2 en estos 2 años con mis amigos más de lo que he jugado en toda mi vida, comí pizza siempre que había hambre con 1 o más amigos, fui al cine unas cuantas veces, fui al teatro, asistí a un concierto en Lima (el de los Fabulosos Cadillacs) con mi mamá, conocí muchas partes de Lima, aprendí a movilizarme en bus por Lima, leí mucho más de lo que he leído en toda mi vida, acompañé a mis compañeros de promoción cuando chuparon, participe en la vida política de la universidad como candidato independiente, dedique bastante tiempo al blog, colgué un par de videos al youtube, empecé a escribir cuentos, toqué guitarra con mis amigos, conocí a Phillip Butters, Aldo Miyashiro, Beto Ortíz y Gustavo Rodríguez.
También tengo algunas metas claramente planteadas: acabar mi carrera de Derecho, llevar algunos cursos de análisis social y político, continuar con el blog, comprar un carro, empezar a trabar, probar el examen de la Escuela de Diplomacia, escribir un libro de cuentos, continuar con mi relación, ampliar mucho más mis amistades, mejorar mi carácter, aprender a debatir bien, mejorar mi técnica con la guitarra entre otras que podré ir alcanzando en el futuro. Mi sueño es llegar a ser Canciller de la República, espero que se de la oportunidad, pero la vida gira de maneras inesperadas.

Estos dos años de Estudios Generales Letras han sido increíbles; si bien al principio pude tener un choque bastante profundo y fuerte por el cambio de vida, puedo decir que en estos momentos de mi vida no podría imaginar algo mejor, porque esos momentos de crisis del primer ciclo se han convertido con el tiempo en un proceso de experiencia que ha fortalecido cada vez más mi personalidad, mi paciencia y mis relaciones con las demás personas: amigos, amigas, mi familia y todos en general. Estoy en una gran universidad, tengo una excelente familia con una pequeña hermana que siempre me recibe con una sonrisa, una gran gama de amistades en la cual están amigos bastante cercanos a mí en los cuales confió plenamente y una gran enamorada muy linda, fiel y en la cual confío con la cual ya he pasado los 2 años de relación; como lo dije, en este momento, no puedo desear algo mejor. Otra vez comienzo una nueva etapa: la Facultad de Derecho, lo único que puedo decir es: “Que continúe mi vida”.

2 comentarios:

Loreta Alva dijo...

Javicho, se agradece el cariño por la mencion. Un beso grandote y felices fiestas!

Javier dijo...

AWWWWWWWW! Qué lindo post!!

Pues yo también disfruté muchísimo de mis años de Estudios Generales Letras y no los puedo cambiar por nada, sin embargo, los años de Facultad fueron los mejores para mi... Sí, definitivamente.


Diseño del artista cusqueño Jorge Flores Najar, mi querido Tío.