sábado, 8 de mayo de 2010

El Candidato Pintoresco

No hay mejor manera de empezar estas líneas que agradeciendo el apoyo y la confianza depositada en mi persona por los 199 estudiantes de Derecho de la PUCP que votaron por mí. A ellos y a todos los alumnos de la Facultad les prometo desempeñar el cargo de representante de base de manera responsable y útil para lograr del claustro un evento trascendente que marque la historia de nuestra Facultad de manera positiva.

Sin embargo, debo explicar el motivo del título de estas líneas. “El candidato pintoresco” es como me ha denominado en la campaña del Claustro Pleno, César Combina, un compañero de la facultad de Ciencias Sociales; lo cito textualmente para no eludir a la verdad:

“Me da gusto saber que hay excelentes candidatos que permitirán que nuestra facultad bandera se mantenga en la EXCELENCIA. Hay también candidatos pintorescos que son inevitables. Como es el caso de Javier Murillo que tiene propuestas interesantes, pero que sigue cojeando del pie izquierdo. ¿Desamericanizar y desanglosajonizar el plan de estudios? No sé que tanto pueda sumar a nuestros egresados que cada día más se involucran en temas corporativos, administrativos y económicos. La enseñanza de Derecho en EE.UU. y sobretodo en Inglaterra, no me parece mala… pero bueno, soy un humilde antropólogo hablando generalidades.” (La Combi de Combina)

Saludo que compañeros de otras facultades cercanas a Derecho, tanto temáticamente como geográficamente en la misma PUCP, se interesen en un tema tan particular e importante para nuestra Facultad. Sin embargo, tildar negativamente a un candidato e, incluso, sugerir que se equivoca; sin entender, ni saber del tema, ni tener sustento alguno es algo imperdonable. La crítica es siempre bien recibida, pero debe ser crítica pertinente y sustentada. Sin embargo, tengo que aclarar tres de mis propuestas que al parecer han creado “polémica” por mi manera de expresarlas en campaña:

1. “Contra la Americanización y Empresalización del Plan de Estudios”.

1.1. ”Contra la Americanización”.
El Derecho peruano tiene su base en la tradición jurídica romano-germánica (en adelante, europea); así como los aspectos propios del derecho indiano y el hispano traído con la colonia española en el siglo XVI; de la misma manera, también cuenta con rezagos de derecho republicano ubicado temporalmente a partir de 1821 hacia años posteriores.

Actualmente, el legislador peruano que ha regulado nuestro Derecho Civil, logrando producir en 1984 nuestro Código Civil (defectuoso, pero al fin y al cabo vigente), ha recogido el modelo Europeo, de base romano-germánica; específicamente, tomando como modelo el Código Italiano de 1942, con un método de imitación por admiración. Esto se traduce incluso en nuestro ordenamiento y sus características (sistema abstracto de normas escritas y jerarquizadas, resolución de conflictos por los jueces, fuente de Derecho más importante en la ley, etc.)

Un Derecho totalmente distinto al nuestro es aquel que proviene de la tradición jurídica común o anglosajona (common law) que tiene un ordenamiento distinto y distintas características (sistema concreto de normas consuetudinarias, fuente de Derecho más importante es la jurisprudencia, resolución de conflictos por un jurado, etc.). Son ejemplos de esta tradición jurídica el ordenamiento de Estados Unidos o el de Inglaterra.

Las preguntas son ¿cabe la enseñanza del Derecho de tradición jurídica del common law en un país de tradición históricamente europea? ¿cabe esa enseñanza del Derecho en un país que tiene un Poder Judicial y miles de abogados enraizados en la tradición europea? ¿cabe esa enseñanza del Derecho en un país que tiene un ordenamiento normativo (constitución, leyes, decretos, reglamentos, edictos, resoluciones, etc.) de modelo europeo?

En mi opinión, y la de muchos profesores como Rómulo Morales y Leysser León, la respuesta es NO. Simplemente porque nuestra realidad social es distinta de la americana, pues tenemos una historia distinta que nos impide imitar un modelo tan diferente y porque nuestro sistema (principalmente, normas y operadores jurídicos) es históricamente y actualmente de tradición romano-germánica (europea).

Un ejemplo de “americanización” en la enseñanza del Derecho en el Perú se encuentra en el plan de estudios de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. Se observa claramente que la estructura del Derecho Civil es “Property”, “Contracts” y “Torts” (Propiedad, Contratos y Responsabilidad Civil), hay cursos de Derecho Anglosajón, tres cursos de destreza legal y son casi inexistentes los cursos de Teoría General del Derecho como Filosofía, Sociología e Investigación. Incluso casi inexistentes cursos de Derecho Constitucional y Penal.

1.2. ”Contra la Empresalización”.
Nuestro plan de estudios esta caracterizado por sus múltiples disciplinas dentro del Derecho como Derecho Civil, Tributario, Ambiental, Constitucional, Administrativo, Laboral, Internacional, Mercantil, Penal, Procesal, Teoría General del Derecho, entre muchos otros.

Esto hace que el perfil del egresado de la carrera de Derecho en la PUCP tenga una visión general de todas las ramas del Derecho lo cual le permite formar un buen criterio al seleccionar su especialidad; esto combinado con el sistema de cursos obligatorios y gran cantidad de electivos que permite nuestro plan genera que cada alumno forme su carrera en el programa de Pregrado de acuerdo a la elección de estos electivos.

Entonces, las preguntas son ¿cabe imponer un modelo de especialidad en el programa de Pregrado a través de la eliminación de electivos? ¿cabe obligar a egresar a los alumnos con una especialidad definida y única en el programa de Pregrado a través del enfoque único en el plan de estudios? ¿cabe cambiar el plan de estudios a un único modelo de egresado enfocado al Derecho empresarial, económico, corporativo y mercantil?

De igual manera, en mi opinión, la respuesta es NO. Puesto que el cada alumno debe comenzar a formar su especialidad en el programa de Pregrado; conservando los cursos básicos como obligatorios y los especializados como electivos. Debido a que las metas profesionales y especializaciones no son homogéneas (abogado litigante, investigador, magistrado, fiscal, perito, trabajo en ONG’s, trabajo en el sector público, etc. y las subramas del Derecho antes mencionadas).

Encontramos ejemplos de “empresalización” en el Perú en el plan de estudio de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y el plan de la Universidad del Pacífico. Claramente se observa en dichos planes la preeminencia de cursos de ámbito económico, corporativo, mercantil, societario, y empresarial. Y la corta posibilidad de especialización en materia de cursos electivos.

2. “La falta de infraestructura y la Biblioteca de Derecho”

2.1. Falta de infraestructura.
Todo alumno de Derecho sabe que la falta de infraestructura es un problema real y urgente en nuestra Facultad. Hay cursos en los cuales se manda a estudiar o a dar exámenes a los alumnos de Derecho a los pabellones de Letras y Ciencias Humanas (H), Multiuso (Z), Ciencias Sociales (J), Estudios Generales Ciencias (E) y Letras (L); y por último, CEPREPUC (P). Lo cual es injusto puesto que la Facultad de Derecho, una de las más antiguas e importantes de la Universidad, esta sufriendo en la actualidad una sobrepoblación exagerada. Ante esto lo que propuse es la revisión de nuestro pabellón de Derecho (D) para una posible ampliación vertical.

2.2. La Biblioteca de Derecho.
Este es un nuevo proyecto que se me proyecto en la mente; en todo caso desconozco de alguna anterior propuesta similar. Se trata de crear una Biblioteca de Derecho, al estilo similar que la Biblioteca de Sociales. El proyecto consistiría en el almacenamiento ordenado de los libros y revistas de Derecho, lo cual facilitaría la adquisición de nuevos libros de Derecho para implementar la nueva Biblioteca; así mismo, implementar un espacio destinado para la lectura y cubículos para los trabajos grupales. Incluso, especialmente, se podría pensar en un espacio simular a un juzgado para el desarrollo de los cursos de Destreza Legal y la contienda de Abogados en el Banquillo.

Como se sabe, la postulación se hace sólo a una comisión; sin embargo, al igual que en la campaña de Consejo de Facultad de EE.GG.LL. donde quede como primer accesitario procederé a trasmitir mis propuestas a quien ingrese a la comisión que tenga que dejar de lado, puesto que las ideas para mejorar la Facultad, fin primordial del Claustro es lo que vale.

Sobrepasando este pequeño malentendido (eso espero). Dedico el resto de líneas a un tema ya más personal respecto a esta campaña. Ha sido una experiencia genial en la cual pude observar más los temas de estrategia política y focalización de grupo; sin contar el esfuerzo y esmero que hay que poner en una campaña, por más rápida que sea. En verdad, agradezco a los miembros de Coherencia Universitaria que me han apoyado mucho anímicamente en esta campaña, especialmente a Nuria Allemant que postuló conmigo. Y felicito a los representantes elegidos en este Claustro Pleno 2010 en general.

Debo confesar que es una sensación rara ver como tus amigos se abalanzan encima de tuyo para abrazarte al observar el tan esperado desenlace de un proceso que dura días o semanas como lo son los resultados de una votación en la que participas; y recibir un resultado positivo tan inesperado, totalmente distinto al que habías previsto, es algo aún más reconfortante.

Sin embargo, esta situación y dicho resultado no hubiera sido posible si no contaba con el gran apoyo que me han dado los estudiantes con su voto. Este cargo va por ustedes y para ustedes.

Gracias,

Javier André Murillo Chávez


6 comentarios:

lacombi dijo...

Javier:
Felicitaciones por el primer lugar. Siempre algunos "pintorescos" son necesarios para cambiar. Esperemos logres consolidar tus propuestas en el Claustro.

Saludos.

CESAR

Anónimo dijo...

Respeto completamente tu opinión acerca de la "americanización" del plan de estudios; sin embargo, como alumno de la facultad de derecho de la PUCP talvez primero deberías averiguar qué es lo que los alumnos opinan acerca del tema.
La inclusión de temas corporativos, junto con los cursos ya incluidos en nuestra facultad, tan solo nos harán mejores profesionales, preparándonos para lo que realmente hay afuera.
No podemos evitar los cambios por los cuales el mundo actual atraviesa, y el hecho de estar en contra de este tipo de cursos sería mas bien un retroceso en nuestra formación.

Javier Murillo dijo...

César:

Gracias, pondré todo de mi parte para que sea así, gracias por el sobrenombre.

Saludos,

Javier

Javier Murillo dijo...

Anónimo:
(A pesar de que no firmaste, contestaré tu comentario puesto que no lo considero ofensivo; sin embargo, para los siguientes, firmar si no no serán admitidos).

En ningún momento crítico la inclusión de temas corporativos. Lo que critico y declaro estar en contra es que nuestro plan de estudios se dedique a estos temas EXCLUSIVAMENTE. El mundo atraviesa cambios... pero no por eso debemos dejar nuestra raíz histórica (respecto de la americanización) ni restringir la elección de la especialidad de los alumnos de nuestra Facultad.

Saludos,

Javier

Daniel O. Huamàn Castellares. dijo...

Estimado Javier,

respeto mucho tu postura sobre la "americanización" del Derecho; sin embargo, debo discrepar de la misma.

Te comento que en la actualidad ya no tenemos ordenamientos jurídicos que recogan sistemas jurídicos puros. La tendencia mundial va dirigida a un proceso de unificación o de sistemas mixtos.

Un claro ejemplo al interior de nuestro ordenamiento jurídico son la Terminación anticipada y el principio de oportunidad. Ambas instituciones tienen como su fuente directa al common low.

Por ello, en un ordenamiento jurídico que cada vez más se encuentra incorporando instituciones americanas, resulta sumamente necesario conocer dicho sistema.

Tu propuesta sí podría alcanzar un eco (en la medida que haya mayoría), en un plano legislativo. No obstante, en un plano académico como el universitario, resulta perjudicial, pues privaría al estudiante del conocimiento, cuando precisamente la labor de la universidad es ello: acceder al conocimiento.

Me explico mejor: Como podría saber un estudiante el fundamento de una institución de un sistema ajeno al romano germánico, si desconoce dicho sistema y su funcionamiento.

Puedes discrepar con que nuestro ordenamiento jurídico recoja instituciones americanas (creo que en eso va el sentido de las afirmaciones de los profesores que menciones); sin embargo, mientras dichas instituciones existan (y cada vez como te comento serán más, pues esa es la tendencia), se hace también preciso estudiar al sistema de donde provienen, dado que incluso para criticarlas hay que conocerlas.

Saludos

Javier Murillo dijo...

Daniel:

Siento que me has malinterpretado. En ningún momento he censurado la enseñanza de las instituciones de Derecho Anglosajón. Mi postura al decir "americanización" del plan de estudios se refiere a la modificación estructural del plan con una forma anglosajona.

Considero que la enseñanza de las instituciones del common law deberán ser incluidas en un curso de Derecho Comparado que le falta a nuestra curricula o un curso de Derecho anglosajón. En todo caso, las figuras descritas deberán ser analizadas particularmente en el curso que corresponda; sin embargo, convertir la estructura para "americanizar" toda la forma de enseñanza es lo que denuncio desde mi propuesta.

Saludos,


Diseño del artista cusqueño Jorge Flores Najar, mi querido Tío.